Archivos mensuales: junio 2015

¿CÓMO AFRONTAR RETOS? CON 3 ACTITUDES BASICAS

3CLAVES x RETOS

Paz y bien. Estoy muy contento escribiendo este post. Quiero escribir de cosas que te interesen y el otro día me dejaron esta sugerencia en el blog:
<<la conjugación de las tres siguientes actitudes: amor, humildad y gran paciencia, me parecen 3 actitudes fundamentales a la hora de afrontar cualquier reto en la vida>>.
Me tomé muy en serio el reto propuesto por una de las lectoras en un Comentario. Debo reconocer que me vino al dedillo porque ahora me encuentro ante un reto y lo estoy afrontando con las tres actitudes de las que habla Soraya.

 AMOR

¿Qué tiene que ver el reto con lo que amo?

Menuda preguntita se me ha pasado por la mente.  Hay que ver lo que uno hila para encontrar sentido. Pues yo diría que amar el reto es lo que te hace alinearte con él.
Esta actitud de amar tiene sentido cuando dice  Ray Bradbury  que <<en la vida, todo es amor. Si uno ama está vivo, si crea amor, las cosas buenas forzosamente llegan>>.
Cuando queremos conseguir un logro porque nos lo hemos planteado o porque nos llega propuesto desde fuera es evidente que se puede abordar con una actitud positiva poniendo mucho amor. Vamos que en castellano se puede traducir por poner “toa toa toa” la carne en el asador.
Bueno, mejor dicho ¡todo el corazón! Entrega total. Posiblemente de lo que estemos hablando es de energía, atención. Mira tú por donde aparece el mindfulness o atención plena.
Voy a darle una vuelta a esta frase del Dalai Lama: <<Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos> Considera el amor y los logros al mismo nivel, el reto supone riesgo. El Dalai habla del gran amor, pues ¿el pequeño, ese de pareja, ese de los hijos o familiares, el de los amigos entraña menos riesgos? El amor presupone confianza, lo más que se arriesga son creencias y emociones.

¿Qué se arriesga en el reto?

Si uno se alimenta de amor y compasión, pone amor y entrega en la consecución del desafío, lo más que puede perder es la vida, lo que menos la vergüenza. Al menos uno se muere con la alegría del deber cumplido en este mundo y con los retos que le han llevado a ser, además de hacer. Einstein habla del mundo en esta famosa frase pero  podríamos cambiarla por “reto, logro, objetivo”. <<El mundo es un lugar peligroso, no por aquellos que hacen el mal, sino por aquellos que miran y no hacen nada>>.
Me he puesto un tanto profundo, sentía que el reto gozoso de hacer un post con sentido y contenido de algo de valor, necesitaba de un poco de sesudos comentarios.

¿Esto te ha sido inspirador y amoroso? ¿Todavía te mantienes atenta o ya te he aburrido?

Pues si luego te atreves te propongo un reto. Escribe un comentario al respecto.  Al menos hacemos esto práctico. Pero por favor, que sea con mucho amor y así superamos ese primer reto de implicación amorosamente.
No me queda mucho más que decir de esta PRIMERA ACTITUD, y como no te he contado ninguna de mis historietas te regalo este haiku:

 

poema amando

HUMILDAD

¿El reto es lo que nos empuja hacia la sabiduría?

La pregunta se las trae, no es nada atractiva, no engancha ¿Qué tiene que ver la sabiduría con la humildad? Pues la verdad es que he tirado de una cita del bueno de T.S. Eliot que nos dice: <<La única sabiduría que podemos esperar adquirir es la humildad; la humildad es infinita>>.
La SEGUNDA ACTITUD, la humildad para afrontar o confrontar retos ¿de qué nos habla? Nos habla de aprendizaje, un aprendizaje profundo proveniente de la experiencia. Es la conclusión a la que hemos llegado cuando no hay nada que nos ciegue. La humildad nos facilita esa actitud de consciencia de los límites propios.
Estoy actualmente llevando a cabo el diseño de un método de trabajo de desarrollo personal a través del silencio y la escritura. He sido llevado a escribir y diseñar desde la humildad, lo poco o mucho que sé me hace feliz compartirlo. Creo que es Bernabé Tierno quien dice que la humildad es uno de los pilares de la felicidad: <<sabiduría o capacidad de aprender con humildad de los propios errores y de capitalizar los fracasos>>.

¿La humildad es positiva? ¿Nos sirve realmente para superar los retos?

Humildad fuerte Image by © Micha Pawlitzki/Corbis
Humildad fuerte Image by © Micha Pawlitzki/Corbis
Si aprendes de los errores y sacas oro de los fracasos es porque sabes ver las dos caras de la moneda, te has enriquecido. Dejas de justificarte, de defenderte o de caer en un pozo de depresión y lamento.
La actitud del eterno aprendiz, sabes lo que sabes, no sabes más que nadie. No importa qué o quién esté frente a ti, sabes que algo (bueno y positivo) eso o ese te va a aportar.
En el siglo XX un referente de humildad para toda la humanidad, no importaba la religión que fuese, era la Madre Teresa de Calcuta. Una de sus muchas frases es esta que dice: <<la prepotencia te hace fuerte por un día, la humildad para siempre>>.
Fortaleza para superar los retos es una buena herramienta de la que echar mano.

¿De dónde viene esa fortaleza, eso que te hace feliz y te empuja a tirar para adelante?

Pues sigo con ese consejo de esta líder espiritual: <<la humildad consiste en callar nuestras virtudes y permitirles a los demás descubrirlas…>>.
Sólo en el silencio, dentro de ti, puedes escuchar la respuesta. O como cantaba Bob Dylan: “Blowin’ in the Wind”.
Hay un místico actual de la india, Snirivas Arka, que nos habla de la cualidad espiritual de la humildad, y que creo que es muy interesante para las personas que quieran cultivarse en este aspecto y que también la considera una fuerza: <<La humildad es una fuerza impulsora que te lleva a experiencias de estados de conciencia elevados y aun sentimiento de unidad dentro y fuera de ti>>.
Me voy a poner poético, con nuestra actitud podemos dar frescor, color y suelo a los demás. Somos el fruto de nuestra superación constante, y le damos la importancia justa a todo aquello que nos ha traído hasta aquí. Quiero acabar esta disertación sobre la humildad con un colofón importante. Una frase de Yoshi Kalpa que nos va a llevar a la siguiente actitud: <<Sé más humilde que la hierba pero tan paciente como un árbol>>.

 

PACIENCIA

¿Es cierto que con la paciencia vamos a conseguir lo que nos propongamos?

La TERCERA ACTITUD es la paciencia, sí, esa que “todo lo alcanza”, que diría Santa Teresa. En este caso me lo creo porque lo he experimentado. Y dado que estamos de aniversario, yo como poeta también guiado por ella y su ars poética, quiero homenajearla en esta parte del post porque me ha servido como faro en mis retos.
He de confesarte que una de mis sombras es la prisa, el querer conseguir ya lo que me propongo. Y en cuanto me doy cuenta me agarro a la santa, sin albur, y dejo que me atraviese esa actitud tan necesaria para vivir. Ya sabes, para ver si se me pega algo.

¿Paciencia con amor?

“¡Ansioso!” Me dicen. Y será verdad. Lo digo porque ahora estaba teniendo prisa de hilar esta actitud con la primera del amor y no sabía cómo. No he buscado inspiración, tan sólo he leído con atención el poema de Teresa de Ávila y una de sus estrofas tenía la clave:
<<Ámala cual merece
bondad inmensa;
pero no hay amor fino
sin la paciencia.>>
¡Qué fuerte! Y que maravilloso a la par eso de que no hay amor fino sin la paciencia ¿Para qué más explicaciones? Creo que ya lo decía el tal Pablo de Tarso a los Corintios en una de sus cartas. Sí, esa lectura que se lee incluso en los matrimonios civiles y que es una guía del amor (<–pincha si quieres) . Ahí nos corrobora el anterior poema: “el amor es paciente”. Nos toca ponerlo en práctica y dejarnos de chácharas.
la paciencia todo lo alacanza
la paciencia todo lo alcanza

Y realmente ¿esto  de la paciencia tiene valor?

Porque claro, esto es muy bonito decirlo pero ¿realmente nos ayuda a superar los retos? Y para esto encuentro de nuevo la respuesta en un poema del Emperador Meiji, que supuestamente los reikidistas usan como inspiración en su vida. Lo comparto porque además de poético es sumamente práctico:
<<Aquel pino,
que con paciencia
creció
entre la nieve y la tempestad,
me parece el más valioso.>>
Más que práctico es certero porque lo que da valor a las persona es ese paso por los retos y la consecución del logro, de seguir en pie y creciendo.
Acabo por ahora este post, y lo hago a la manera de los escritores iberoamericanos del Realismo Mágico, cerrando el círculo. La primera cita y esta de Lucwig Van Beethoven se llevan de la mano: <<Haz lo necesario para lograr tu más ardiente deseo, y acabarás lográndolo>>.
Básicamente: Ante un Reto: AMA, sostente en la HUMILDAD y sé PACIENTE. Yo me apunto ¿Y tú?
Miguel Ángel Cervantes Almodóvar