Archivos mensuales: marzo 2015

4 Trucos para centrarse y obtener bienestar

IMAGanabelborrosa0367

Paz y bien. No sé por qué tengo obsesión con esto del centrarse uno. Será porque yo lo necesito y las sincronías se dan o, mejor dicho, se me manifiestan porque es lo que me toca.

Una empresaria, al acabar un Networking, cuando estábamos en el tiempo de relacionarse con copa de vino en mano (lo que todos conocemos como networking a la española), me comentó, de esta forma enrevesada, lo que le pasaba:<<No me centro, la hiperactividad y el enredo improductivo me bloquea.>>

CENTRARME

Pues a bote pronto, en unas circunstancias supuestamente nada propicias le dije ¿quieres empezar a solucionar este problema?, a veces soy así de práctico, no era cuestión de ponerme a vender mis servicios, estamos conociéndonos y quedar para otro día a veces enfría las cosas ¿por qué no mostrar eso del mindfulness en la situación que sea?

 

Y recordé este poema que no pude recitárselo porque no me lo sé de memoria, al hacer este post he tenido que tirar de archivo personal, porque yo también estoy trabajándome esto del centramiento.

Para centrarme

Es preciso mi centro,

Estar en él.

¿Por qué quiero centrarme?

La peonza gira y gira.

 

Bueno, estaba en que le dije: que si me estás pidiendo una recomendación de lo más adecuada yo apuesto por lo que funciona, a mi me ha funcionado y a muchísimas otras como tú, y no es ni más ni menos que la meditación y el entrenamiento mindfulness. Me puse serio y la miré a los ojos: pero eso has de verlo claro, el compromiso con uno mismo es algo que cuesta mucho si no se ve el resultado, y los resultados no se ven en un pispás.

Ya que estamos en faena le propongo, lo primero que vamos a hacer, juntos es respirar. Inspiras y espiras (con “s” porque si es con “x” es que te has muerto y de momento de eso no se trata, jejejemmm).

cara relajadarespirando

Veo que mueves las aletas de la nariz, siente salir y entrar el aire despacio, fija ahí la atención. Oyes el ruido a tu alrededor pero estás tranquilamente, conmigo, respirando. Está bien, este es el truco básico, que como ves tampoco cuesta tanto, es cuestión de voluntad.

Teníamos ganas de mojarnos los labios con el vino y me dice: –¿hasta cuándo? -Pues hasta que estés en ese ir y venir del aire por la nariz ¿a que has aislado todo lo de alrededor, incluso cosas de ti que estaban incomodándote? -Ahora me siento aquí contigo, lo demás como que no importa. -Pues eso ¿te tengo que explicar los beneficios de la meditación o respiración consciente? Fíjate si estás centrada. Y ahora vamos a tomarnos este vino, conscientemente, seamos sibaritas, que nos lo hemos ganado.

En la conversación salió que tenía un par de hijas, a mi esto me viene de maravilla para explicarle el segundo truco, que no se lo cuento, se lo propongo.

explicacion respiracion

Dirige la atención, ahora que te veo muy dispuesta, al ombligo o mejor dicho a donde sentías crecer a tu bebé durante el embarazo. El útero es el centro del universo, es tu centro. Y sigue respirando con consciencia, siente. Fíjate en ese ir y venir abdominal. Te veo que mueves el vientre, eso está muy bien.  

A veces digo cosas que no sé si van a llegar a la persona, pero es que me vengo arriba en estas circunstancias. El caso es que me hacía caso entre el alboroto y la incomodidad de tener la copa en la mano, le dio por brindar con el cinturón que la ceñía. Como que se sentía feliz, y se bebió el último sorbo.

Se excusó para ir al baño. Pero antes le facilité el tercer truco que podría practicar frente al espejo al salir del excusado. Si el servicio es como el de caballeros hay un enorme espejo. Como te vas a sentir aún más relajada vas a hacer el ejercicio de decirte, mirándote a los ojos, << estoy aquí y ahora>>. Hazlo unas cuantas veces, cuanto más y y más consciente, mejor. Puedes disimular que te estás retocando si consideras que te miran raro las otras señoras y señoritas.

Wrinkle, drawingAh, perdona que te retenga tanto, veo que tienes prisa y necesidad pero el cuarto truco es SONREIR. Doy por hecho que no te va a costar mucho sonreír e iluminar allí por donde pases.

    

 Espero que puedas visualizar por tu cuenta qué pudo pasar al volver al lío de gente conociéndose para hacer negocios. Ella venía con un objetivo distinto, conocer a un posible cliente, pero se encontró con ella, se conoció un poquito más y volvió a experimentar su centro, un bienestar que no tenía previsto. ¿No es tan difícil encontrar bienestar en cualquier circunstancia, no?  Resumo en este poema:

Lo de centrarme

O no estar en mi centro

Es una opción

Consciente y consecuente,

con consecuencias prácticas.

 

Miguel Angel Cervantes Almodóvar